La especialidad está orientada a formar técnicos de nivel medio en el ámbito de la gastronomía con claras competencias hacia el dominio práctico de la manipulación de productos gastronómicos, desarrollando las habilidades y destrezas a través de técnicas y métodos universales de la cocina. Todo esto a través del sistema de metodología dual.